El Placer Sexual De La Mujer Mejora Tras La Extirpación Del Útero


En un trabajo publicado en la revista British Medical Journal del 4 de octubre de 2003, miembros del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Medical Center de la Universidad de Utrecht, Holanda, llegan a la conclusión de que el placer sexual de la mujer mejora después de la extirpación del útero (histerectomía) practicada a causa de procesos benignos, sea cual sea la técnica utilizada, respetando o no el cuello del útero.

Muchas mujeres temen que su atractivo sexual y su capacidad de disfrutar del acto sexual disminuya después de una operación de histerectomía. El objetivo de los investigadores holandeses ha sido comparar los efectos de las diversas técnicas de histerectomía (histerectomía por vía vaginal, histerectomía subtotal -conservando el cuello del útero- por vía abdominal e histerectomía total también por vía abdominal) sobre el bienestar sexual de la mujer.

La investigación se ha realizado en 13 hospitales holandeses durante un periodo de 6 meses y en ella han participado 413 mujeres que fueron sometidas a histerectomía por causas benignas, con exclusión del prolapso del útero y de la endometriosis. Los ginecólogos que operaron a estas mujeres tuvieron libertad de elegir la técnica que consideraron más apropiada en cada caso. De las 379 pacientes participantes con una pareja masculina, 352 (93%) respondieron a la encuesta 6 meses después de la operación.

Los investigadores compararon los efectos de los diferentes tipos de histerectomías sobre el bienestar sexual de la mujer. Todas las pacientes completaron un cuestionario cuyo objetivo era detectar los trastornos de la actividad sexual en las mujeres participantes existentes antes de la histerectomía y 6 meses después de la operación.

Que sienten las mujeres después de quitarse el útero


El cuestionario incluye 36 preguntas; las primeras 16 preguntas se refieren a la percepción general de la paciente acerca de su sexualidad y la frecuencia de su actividad sexual; las siguientes 18 preguntas se refieren a diferentes tipos de problemas durante el acto sexual, con las cuales se trataba de detectar problemas relacionados con la lubricación, el orgasmo, dolor genital y estimulación.
Los resultados del estudio mostraron que en las pacientes que eran sexualmente activas, la frecuencia del acto sexual fue similar antes y después de la histerectomía para los tres tipos de técnica quirúrgica empleada. De las 32 pacientes que no eran sexualmente activas antes de la histerectomía, 17 (un 53%) se convirtieron en activas tras la operación.

Sólo 10 pacientes que eran sexualmente activas antes de la intervención no lo eran al cabo de meses después de la histerectomía. La actividad sexual antes y después de la histerectomía no difiere entre los grupos según el tipo de operación efectuado.

Además, entre las pacientes que eran sexualmente activas la frecuencia del acto sexual fue similar antes y después de la histerectomía para los tres tipos de técnicas utilizados. La satisfacción general acerca de la sexualidad mejoró después de las tres técnicas de histerectomía realizadas en este estudio. La extirpación del cuello uterino no tiene efectos adversos sobre la sexualidad de la mujer en este estudio.